El Intercesor y su Carácter

 map-monte-sion

Guerra Espiritual Estratégica Apostólica y Profética:

El Intercesor y su Carácter

 1° Corintios 2:6

Entendemos que un intercesor necesita crecer en su persona, debe ser tratado específicamente en cada área de su vida (cuerpo, alma, espíritu).
Nos encontramos en una etapa crucial de la Iglesia del tercer día y es determinante que los hombres y mujeres que se están colocando en la brecha (Ezequiel 22:30) sean entrenados para alcanzar la madurez necesaria para ejercer esta función.

En la formación integral del intercesor su lenguaje debe ser acorde a su llamado (1° Samuel 16:18). En la vida de David tenemos un ejemplo de las cualidades de un intercesor. En este versículo vemos que era valiente, vigoroso, tocaba bien su instrumento y aún Jehová estaba con él, pero donde vemos el punto que define su carácter es en que era prudente en sus palabras. (Proverbios 17:27; 16:21-23)

  • Mateo 12:37 : Un intercesor debe entender que a causa de sus propias palabras será justificado o condenado.
  • 1° Corintios 14:20: Un intercesor no puede claudicar en dos pensamientos (1° Reyes 18:21) ni debe ser de doble ánimo (Santiago 1:5-8), ya que el pensamiento esta ligado al ánimo. Su pensamiento debe ser firme, decidido, sin doblez de corazón (1° Crónicas: 12:33).
  • 1° Corintios: 13:11: Un intercesor nunca va a juzgar según las apariencias, como el Señor dijo: “juzgad con justo juicio” (San Juan 7:24)
    Por este motivo un intercesor no puede ser un niño espiritual a la hora de juzgar, tendrá que conocer su posición y entender que es un legislador en los lugares celestiales.
  • Romanos 12:3 Se puede agregar que el intercesor esta directamente ligado a una mente madura al nivel de la mente de Cristo (1 Corintios 2:16) para no caer en el error de tener mas alto concepto de lo que realmente somos.
  • El orgullo es un área que debe ser altamente tratada en el carácter del intercesor para que piense con cordura y jamás llegue a sentirse superior. Corremos un alto riesgo ya que el intercesor al estar conectado con el mundo espiritual recibe constantes revelaciones para realizar su labor. El Apóstol Pablo nos deja un ejemplo que debemos tener muy en cuenta (2° Corintios 12). Vemos el relato de su vida como un hombre que vivió bajo revelación, y en el versículo 7 nos deja claramente establecido la situación que vivió, diciendo: “Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltasen desmedidamente me fue dado un aguijón en la carne”.
    Aceptemos el proceso, dejémonos procesar en el taller del amado, así alcanzaremos la estatura espiritual para llegar a ser un intercesor profético a un nivel de revelación mayor como guerrero en el ejército de Dios.
  • Hebreos 5:14 Un intercesor debe tener ejercitados sus sentidos espirituales para poder diferenciar entre lo que proviene de Dios y lo que no proviene de Él. Así como el hombre natural tiene cinco sentidos el hombre espiritual debe activarlos exactamente igual (oído, vista, tacto, olfato, gusto). Al hombre espiritual que se le despierta el oído siempre sabrá que alimento recibir (Isaías 50:4,5). El que aprende a oír y no solamente a escuchar, su oído espiritual le abrirá los ojos para que vea, despertara la mente (tacto) para discernir (olfato), para finalmente saber que alimento que debe digerir su espíritu (gusto).
    Génesis 3:1-6 Vemos aquí la serpiente tentando a la mujer hablándole al oído, al despertar su oído sus ojos les fueron abiertos y su mente fué despertada (tacto), entonces su olfato fue despertado, y le dijo: “vas a discernir el bien y el mal” y por último, comió del fruto del árbol (gusto).

Por esto necesitamos crecer en nuestro carácter espiritual para no ser engañados, en la medida que nuestros sentidos naturales estén anulados y a la hora de interceder podremos tener una intercesión clara, eficaz y con mucho fruto.
El alimento espiritual es sumamente necesario para estar fortalecidos para la guerra espiritual estratégica.

Comenzamos diciendo que el intercesor profético debe ser tratado en su tres áreas (cuerpo, alma y espíritu), en Lucas 22:40 vemos al Señor ordenándoles a sus discípulos que oren para no entrar en tentación, Nuestro Señor sabia el consejo que les estaba dando, ya que Lucas 4 menciona cuando al final de los 40 días de ayuno y oración vino Satanás a tentarle.

  • En el versículo 3 de este capitulo, observamos la tentación sobre el área de la carne, esto tiene que ver con todas aquellas cosas que afecten la parte física del hombre (cuerpo)
  • En los versículos 9-10-11 encontramos la tentación del alma que esta directamente ligada al orgullo.
  • Y en los versículos 5-6-7 se nos revela la tentación al espíritu ya que del espíritu es donde nace la Adoración y en lugar de la Adoración puede nacer la Codicia que es el ofrecimiento que Satanás le propuso a Nuestro Señor.

En Marcos 14:37 al 41 Jesús los envía a orar tres veces dándonos a entender que iban a ser tentados en estas tres áreas, pudiendo fortalecerse en estos tres tiempos de oración se durmieron. Todos conocemos cual fue la motivación que lo llevo a Judas a traicionar al Maestro (codicia), Satanás conocía su debilidad, por eso vinieron los que estaban en contra del Señor y le ofrecieron dinero a cambio de traición, Simón Pedro fue avisado de su caída sin embargo calló en la tentación de la carne ya que podría haber ido a la Cruz con su Maestro, pero por temor a perder su Vida lo negó. Finalmente vemos a Jacobo y a Juan siendo vencidos en el alma (orgullo), recordemos cuando ellos mismos vinieron solicitándole al Señor que uno se sentara a la derecha y el otro a la izquierda (Mateo 20:20-21) Durante los 3 años y 6 meses que caminaron sus discípulos con el Señor, el enemigo vino estudiando y observando las debilidades de cada uno, y aun lo sigue haciendo en estos tiempos, por eso el Apóstol Pablo dijo a los efesios “Vestíos con toda armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las asechanzas del Diablo”(Efesios 6:11). Asechanza quiere decir que el estudia a la persona por un espacio de tiempo y prepara la artimaña contra la debilidad que el ha descubierto.Quiero terminar dejándoles este consejo: Fortalécete en el poder de Cristo porque en su poder se perfecciona la debilidad (2° Corintios 12:9).

 

 

 

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Leave a Reply